Guía de proteccion infantil en internet para padres

Internet se ha convertido en un recurso que se utiliza tanto para trabajo como para estudios, especialmente útil para los más pequeños, pues pueden acceder a ciertos recursos didácticos e informativos que de otra forma les seria bastante difícil de encontrar. Las posibilidades de investigación, aprendizaje y diversión a través de la red son ilimitadas, sin embargo es importante tener en cuenta que a veces los niños pueden encontrar pagina web que no son propicias para ellos, y que incluso pueden resultar peligrosas para su seguridad física y mental. De ahí que los padres y tutores necesiten de ciertas guías para orientar a sus hijos en la navegación segura y adecuada a través de la red.

Existen algunas guías que ayudan en este sentido; se trata de ciertas pautas que los padres deben hacer saber a los mas jóvenes, para hacer de Internet un lugar fiable y mantener la seguridad de sus hijos. En primer lugar, se aconseja que desconfíen de aquellas personas que les piden demasiada información personal, aun siendo conocidos por los niños. Si aparece en alguna pagina algún tipo de contenido no del todo claro (violento u obsceno), lo mejor es asegurarse de que el niño se lo hace saber a sus padres o profesores, para que, si procede, puedan tomar las medidas necesarias, incluso poniéndose en contacto con las autoridades. Hay que advertirle al niño que nunca, bajo ninguna circunstancia, acuda a una cita concertada a través de Internet, y en el caso de que esto suceda siempre debe hacerlo acompañado de algún adulto de confianza para evitar algún encuentro desagradable.

Aparte de cualquier peligro de abuso o acoso, también esta el tema económico, pues muchos niños utilizan Internet para acceder a canales de pago de contenido sexual o violento, o simplemente para participar en juegos online. Por eso, los padres deben tener mucho cuidado con sus tarjetas de crédito y con los movimientos sospechosos en su cuenta bancaria, ya que pueden denotar que algo esta sucediendo y que el niño la esta utilizando de forma inadecuada.

Es importante hacerle saber al niño que Internet no puede sustituir otras actividades diarias, como jugar, estudiar, salir con los amigos o estar con la familia. La alarma se enciende cuando el chico pasa mucho tiempo delante de la pantalla, especialmente en horas nocturnas. Según la mayoría de las guías, el tiempo navegando por la red no debe sobrepasar las dos horas al día, y siempre es adecuado que se supervise por un adulto para saber que tipo de contenidos se están visitando. También se aconseja que al niño se le ayude y aleccione de una forma sensata y positiva, haciéndole ver los peligros de ciertas páginas y que sobre todo es por su seguridad. Si prohibimos y vetamos sin ningún tipo de explicación, el niño querrá tener acceso aun con mayores ganas, y al final causaremos el efecto contrario (teniendo en cuenta que pueden tener acceso a Internet desde cualquier punto, ya sea colegio, ciber café o en casa de algún amigo).

El padre debe ser consciente del peligro que entraña Internet, por tanto se aconseja que se tenga un nivel de conocimiento al menos en el mismo nivel que el que puedan tener sus hijos, para que se pueda controlar su uso en todo momento. Asimismo, lo mejor es contratar uno de los servicios de protección de acceso a ciertas páginas web para menores, lo cual evitara que nuestros hijos encuentren contenidos inadecuados.

Más artículos relacionados

Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.